martes, 21 de abril de 2009

aquí estoy

aquí
estoy
desnuda
de palabras huérfana
aquí
regreso
ya otra mutilada
sobre las cenizas de los diccionarios
me siento
a dentelladas escribo
aullan fragmentos que fui
golpeo letras excavadoras
heridas
me forjan ensangrentada


aquí
vuelvo
de soledades llena
mordida de ausencias
incapaz
ciega de formas ritmos coherencias
aquí
estoy
desbordada floto
sangre
de amor
mis palabras
carroña
roto el cuerpo

aquí




s o l a

32 comentarios:

Esponjita dijo...

oigo tu grito... claro y distinto.

si te oigo, entonces no estás sola.

si te extraño, entonces no estás sola.

sergio astorga dijo...

Izaskun, me uno a las premisas de Esponjis, aquí estamos para oirte y replicarte y enjuagarte las heridas, que la palabra mata y cura.
Un abrazo en compañia.
Sergio Astorga

ybris dijo...

Estar aquí y saber decirlo es ya mucho.
Lo peor sería callarlo.
Esa sería la auténtica pérdida del cuerpo.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Carroña no.
Todavía quedan latidos.

Besos.

marisa dijo...

Aquí estamos Izaskun, con nuestro grito y nuestra desolación, dispuestos a renacer de las cenizas.
Un enorme abrazo

Cachalote dijo...

Te abrazo

y te invito al mar

*

Malvada Bruja del Norte dijo...

Suéltalo. Percibo que hay algo ahí dentro que quiere salir...déjalo ir, te lo dice alguien que todavía le cuesta dejarse ir...

Abol dijo...

Canariza: Oí tu grito desde aquí y me conmueve.

Un abrazo
Aulladora...

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Me llegan esas heridas, excavadas, y profundas, esa mordida de ausencias, que versàtil ,y con una violencia incontenida, llamas soledad.
Bello, no, bellîsimo.

Besos

iliamehoy dijo...

Tu casa es pura luz, sabias tus palabras, que abrazo una a una por si te hiciera falta.
Una sonrisa diáfana.

Mega dijo...

La soledad tiene la justa medida de tus versos, su justo vértigo.

Pedazo de poema, Izaskun.

aquí
regreso
ya otra mutilada
sobre las cenizas de los diccionarios
me siento
a dentelladas escribo
aullan fragmentos que fui
golpeo letras excavadoras
heridas
me forjan ensangrentada
aquí

En algo disiento: a mí me pareció pura coherencia de sentido (y sentida, que conste)

Besos y abrazos (¡cómo apuran tus versos realidades!)

Juanma dijo...

Impresionante, hasta las cenizas de los diccionarios se habrán conmovido. Seguro que alguna chispa saltó entre ellas al leerte.
Gran poema.

Un abrazo.

PIZARR dijo...

Escuché tu grito en forma de palabras escupidas y esculpidas y vengo a darte un abrazo Izaskun y a decirte que cada martes y miercoles, al salir de la Uni, recorro la avenida de los arces japoneses a la espera de que de nuevo les crezcan sus hermosas hojas rojas.

Ya sabes que en cuanto aparezcan, los fotografiaré para ti.

Un abrazo inmenso

Helena dijo...

Izaskun, eu também o ouvi.
E também estou presente. Um abraço apertado.

Que "letras excavadoras" rompam caminho através do oceano virtual.

Helena

NáN dijo...

La historia de hoy es un grito en un poema hiriente.
¿Cómo no vamos a estar solos en esta sociedad?
Pero de uno en uno, y de varios en varios, nos acompañamos.

Un abrazo

siempreconhistorias dijo...

Gracias Esponjita y Sergio por la escucha cariñosa que me brindan. Con ustedes, no, no estoy sola. Estoy, al contrario, bien acompañada de palabras sabias que a veces curan, sí, y por eso también las lanzo.
Gracias Esponjita por la manera en que me arropas.
Gracias Sergio por haberme dejado entrar en tu familia.
A los dos muchos gritones besos.

siempreconhistorias dijo...

Estoy, Ybris, en efecto. Y estando me nombro, o lo intento. Estoy aunque fragmentada y estar me hace posible.
Gracias por la visita y el comentario.
Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Latidos sí que quedan, querido Toro. Acelerados, martilleantes, sincopados latidos que crecen inesperados y me recuerdan que estoy aunque mis palabras carroña o si los prefieres, carne necrosada.
Gracias por tu aliento constante.
Besos.

Camille Stein dijo...

la ceniza de los diccionarios es una tinta ideal para la palabra, y la manejas de maravilla

de cuerpos adormecidos, doloridos... así sobrevivimos entre las fauces de la ausencia

... y siempre dices cosas interesantes, que lo sepas... :)

un beso, Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Querida Marisa, renaceremos, pero siento que el viento se lleva cada vez más cenicitas y no me deja terminarme.
Gracias por tu cariño.
Abrazo de Fénix.

siempreconhistorias dijo...

Abrazada y con los pies en el mar se me quitarán las soledades. Gracias por llevarme, mil gracias, Cachalote.

siempreconhistorias dijo...

Muchas cosas dentro y fuera, Brujita malvada, y soltarlas me cuesta. Por eso grito. No logro llorar esta vez.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida Abol, tus abrazos aullantes me sanan. ¡Qué ganas de que al fin sean directos!
Beso.

siempreconhistorias dijo...

Ay, Eva, que nunca pensé que una muchachita inteligente y sabia se convirtiera en parte indispensable de mi aliento, y tú lo has hecho.
¡Muchisísimas gracias! Me enorgullece pensar que te ha gustado.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Querida iliaviajera, mi casa está para ti siempre abierta. Me llegaron los abrazos necesitados. Gracias por tus palabras.

Miriam Jerade dijo...

Hermoso poema, Izaskún. Desnudo, de una franqueza infinita. En el aquí: el poema. Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Querida admirada Mega, cuando alguien como tú me escribe así y me nombra en sus comentarios se me abre un abismo. Debo creer que tus palabras son sinceras y entonces, sin poder explicarlo, muero de miedo.
Infinitas gracias.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Impresionante es tu nueva vivienda, Juanma. Muchísimas gracias por pasarte por aquí y darme ánimo. Un día de estos me voy a Sevilla a tomarme algo con ustedes. Un beso.

Querida PIZARR, tus abrazos me sostienen y tu sensibilidad me fascina. Gracias por seguir teniendo en cuenta la hojita roja que compartimos.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida Helena, tu abrazo de amiga me acompaña en las torpes excavaciones que emprendo. Ojalá que el océano se deje traspasar.
Muchas, muchas gracias por tu presencia.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Nos acompañamos, NáN, o al menos eso se intenta. Es un honor contar con tu presencia y tu apoyo. Un abrazo solidario.

siempreconhistorias dijo...

Querido Camille y cómo duele esta supervivencia y qué bueno eres y cuánto te lo agradezco.
Muchos besos.
Muchas gracias.
Qué malo el aliento de estas fauces.
Abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Querida Miriam, esperaba ansiosa tus letras pues aprecio mucho tu criterio. Me alegro de que te haya gustado.
Gracias.
Besos.